Promoción turística como política de estado

El turismo como agente de movilidad social ascendente implica dos aspectos que deben complementarse: el desarrollo de la oferta y la promoción turística.

Por Mauricio Alvez en conversación con Facundo Frizzola*.

Mauricio: Facu, cómo andás?

Facundo: Bien che, laburando nomás, revisando la planificación anual antes de que la rutina de atender lo urgente me lleve puesto. Si tenés un tiempito te cuento un poco como viene el bosquejo.

M: Buenísimo, encantado ¿Por donde comenzamos?

F: Si te parece partimos por acordar cómo entendemos al turismo en el sector público.

M: Cada vez que me lo preguntan intento explicar que entiendo al turismo como agente de movilidad social ascendente, que implica dos aspectos que deben complementarse: el desarrollo de la oferta y la promoción turística como política pública. El desarrollo de la oferta comprende la inversión en infraestructura de servicios e instalaciones para uso turístico para la generación de trabajo en la comunidad local. Por su parte, la promoción turística tiene como objetivo motivar el desplazamiento y la permanencia de turistas, dando a conocer la oferta de Misiones en aquellos mercados emisivos y potenciales que se identifiquen a través de estudios de demanda.

F: Estos aspectos además de ser complementarios conforman un círculo virtuoso, que de forma arbitraria voy a comenzar por la promoción turística y que es aplicado tanto para el turismo receptivo nacional, regional e internacional, como para el turismo interno -dentro de la provincia- y zonal en un radio de 500 km.

La promoción apunta a generar un flujo de turistas, una corriente proveniente de otras latitudes del globo hacia nuestra provincia que genere gasto turístico. Para ello constituye una ventaja estratégica conocer el perfil de la demanda y cómo se compone la estructura del gasto turístico en el destino, los porcentajes que se dedican al alojamiento, la gastronomía, las actividades y los recuerdos, entre otros.

M: Coincido, conociendo a la demanda y en base a las oportunidades que nos brinda el destino es posible encarar un proceso de desarrollo de productos acorde, fortaleciendo los existentes y generando nuevas alternativas que potencien la motivación y las condiciones para viajar y para extender la estadía en Misiones.

F: Ello requiere de inversiones en infraestructura de servicios e instalaciones turísticas, ya sean del orden estatal, privado o mixto, de origen local o extranjero.

El círculo virtuoso se completa con los impactos en la comunidad receptora, que pueden resultar positivos o negativos. Entre los deseados se encuentran los beneficios sociales, ambientales y económicos, producto de la generación de cadenas de valor y de trabajo. Cada uno de estos puntos se revisa, se analiza, se consideran correcciones y factores de innovación a incorporar en un nuevo ciclo.

M: Ya que elegiste posicionarte a partir de la promoción turística ¿Qué acciones considerás que merecen ser detacadas?

F: La promoción en el plano nacional, sin dudas. De acuerdo a los estudios de demanda que disponemos la mayoría de los visitantes proviene de algún punto de la Argentina. Ojala pudiéramos tener una presencia permanente en los grandes centros emisores. Sin embargo los recursos son escasos y hay que administrarlos de manera eficiente. En ese sentido las ferias internacionales representan oportunidades para dar a conocer la oferta turística provincial integrada a la vez que comprenden actividades conexas como las mesas de negocios, acciones de prensa y difusión masiva. Las dos mega ferias que se realizan en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en las que participa Misiones son ExpoEventos y FIT.

Otras acciones integrales de gran impacto son las presentaciones del destino en las ciudades capitales de las provincias del Litoral (Corrientes, Chaco, Formosa, Entre Ríos y Santa Fe) y las presentaciones de temporada en mercados con las que disponemos conectividad aérea (Córdoba, Mendoza, Salta, Tucumán, Rosario y Buenos Aires).

En cuanto a la promoción regional, se plantean de acuerdo a las variables del contexto macro. Así, la FITPAR y la Expo Rural en Asunción, como la Fenasoja y el Festival Das Cataratas en Brasil, son consideradas como alternativas interesantes para participar. También lo son aquellas instancias de presentación del destino en municipios que integran la Ruta Internacional de los Jesuitas y ciudades como Porto Alegre.

Ya más local, a través de las escapadas y la participación en algunas fiestas nacionales y provinciales que se desarrollan en distintos momentos del año promocionamos el turismo interno.

M: Las Cataratas del Iguazú, las Misiones Jesuítica-Guaraníes y los Saltos del Moconá son destinos en proceso de consolidación, que con ayuda del Instituto Nacional de Promoción Turística son conocidas mundialmente ¿Con eso alcanza?

F: Definitivamente no. Si consideramos que el turismo es un agente de movilidad social ascendente, que es una actividad que trae aparejada oportunidades para mejorar la calidad de vida de los misioneros y las misioneras, debemos trabajar para expandir los impactos positivos y ello se logra con la diversificación de la oferta a lo largo de toda la provincia. Esa diversificación de la oferta hoy contempla entre otros, la puesta en valor y promoción de atractivos naturales y culturales, el incentivo de programas como el turismo de reuniones, de gastronomía misionera y de las fiestas populares, el fortalecimiento de las actividades estacionales como los períodos de vacaciones de invierno, Semana Santa, carnavales y vacaciones de verano. Antes de cada temporada de verano se refuerzan el calendario de eventos y se reordena la oferta de complejos, balnearios y camping. Como corolario del año y se realiza la Feria Provincial de Turismo en Posadas.

Párrafo aparte merecen las propuestas de escapadas que son itinerarios sugeridos para pequeños períodos de tiempo y cortas distancias, que contribuyen al turismo interno durante los fines de semana largos, feriados y temporada baja.

M: ¿Cuáles son los desafíos en cuanto al desarrollo de productos nuevos?

F: Seguramente que son muchos, me gustaría mencionar algunos que responden a tendencias en el mundo como el turismo LGBTI+, observación de aves y turismo activo de naturaleza. También hay desafíos en materia de gestión compartida con actores externos, como incrementar la conectividad aérea y el desarrollo de un sistema de conectividad fluvial; la integración de la Ruta Internacional de los Jesuitas y la complementariedad entre de los bloques ecoturísticos de selva, grandes saltos y humedales de Argentina, Paraguay y Brasil.

Como desafío de menor envergadura, pero no menos importante, se encuentra el de detectar e incorporar a la oferta provincial a los pueblos con potencialidad turística. Por último, cabe destacar que se está trabajando con productos relacionados al turismo deportivo, turismo comunitario y miradores paisajísticos, entre otros tantos que aprovechan los escenarios naturales y la cultura local.

La promoción turística va más allá de posicionar una marca de destino y enviar mensajes a través de medios de comunicación masiva, plataformas web y redes sociales, folletería, cartelería y merchandising. Parafraseando a Berkeley, un destino turístico existe si es percibido como tal (por turistas y residentes).

M: Bueno, seguimos más detalles otro día, me quedo con eso de los impactos deseados del turismo, los beneficios sociales, ambientales y económicos.

*Facundo Frizzola es Licenciado en Turismo y Hotelería. Diplomado Superior en Gestión de Políticas Públicas. Docente. Trabaja en el Ministerio de Turismo de Misiones.

Print Friendly, PDF & Email

Post Author: mauricioalvez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *